22 nov. 2011

Jauretche y la izquierda anti-nacionalista

El Partido Socialista es un partido extranjero y vincula la curva de su crecimiento y decadencia a la inmigración. Pero lo que lo hace esencialmente gringo es, más que su composición humana, su mentalidad y forma de accionar. El “maestro” Justo es autor de la muletilla “política criolla”, con matiz peyorativo. Para el maestro, lo ideal es que fuera extranjera. El maestro quiere decir “mala política” y como para su mentalidad gringa, sólo lo criollo es malo, identificó los términos. En lugar de acomodar el socialismo al país hubo que acomodar el país al socialismo, enfermedad común a todos los pensadores de importación que el país ha padecido. Como la realidad no encajaba en sus cuadros mentales gringos, la suprimieron. El socialismo padece del mismo mal que nuestro “nacionalismo”. Y es que corresponde a un método mental común. Pretende excluir la realidad para cambiarla, en lugar de comprenderla para superarla. Así han fracasado en el interior, al rechazar a las masas por incultas, ineptas, etc. Las masas, a su vez, se acercaron a quienes hablaban de sus problemas y les tendían un puente de simpatía humana y no una teorización abstracta y despreciativa, respecto a ellas mismas. El hombre común tiene un estricto sentido de la verdad oculta detrás de las palabras. Se sabe despreciado por la petulancia socialista... Europeos en América, los socialistas son inmigrantes. No de los que se entregaron a la tierra y fueron tomados por ella. Su armadura intelectual la rechaza. Y América los rechaza a su vez. Política criolla es el pretexto de su fracaso. Por otra parte, sin promociones nuevas, en sus filas se nepotizó la dirección y sus afiliados fueron el viejo afiliado que todos contemplamos. Un hombre bueno y apacible, con mucha pedantería de kiosko y “Biblioteca Blanca” y enunciados revolucionarios postergados para la hora del ensueño. Los partidarios del amor libre tuvieron hijas y sus hogares se parecieron más a los hogares de los protestantes que a los de los libertarios. Tan es así que hasta el rouge, la melena y la pollera corta fueron prohibidas y las pobres chicas anduvieron disfrazadas de salvacionistas, se vieron privadas del flirt y el coqueteo y el amor sólo les fue admitido bajo la garantía del Jefe del Registro Civil. El Partido Socialista es el partido de los hombres que no quieren que pase nada.

Arturo Jauretche



18 nov. 2011

¿Quiénes somos?

Una organización que busca tener llegada al pueblo mediante la propia indiosincracia de los pueblos, tratando de entenderlos para después intentar cambiar las realidades en su medida y armoniosamente, es lo que buscamos con nuestra organización es por eso que decidimos iniciar este camino de la militancia política porque creemos que somos el futuro de esta nación y por eso lo que queremos es formarnos para estar a la altura de ese futuro, para poder hacer que cada uno de nuestra ciudad, provincia, país, continente sea una persona mas feliz y enriquecer a nuestros pueblos de sabiduría para avanzar en lo que el mundo hoy así nos plantea.

Buscamos aprender y sentimos que muchas cosas hay que podemos enseñar, no creemos en las personas enviadas por el cosmos o el ser supra-terrenal para cambiar el mundo, simplemente somos personas que queremos dar nuestro granito de arena y así poder cambiar la realidad que muchas veces nos entristece, pero la vamos a cambiar con alegría, porque entristecer es lo que quieren nuestros enemigos, y es con el miedo de la gente con el que se alimentan.

Somos parte de la juventud que vivió su infancia en la década Menemista, individualista y vende patria que nos robo años de futuro de nuestros hijos, y del cual nos estamos recuperando gracias a Néstor Kirchner y el proceso iniciado en 2003, y su continuadora nuestra actual presidenta Cristina.

Somos de Santiago del Estero, una tierra olvidada durante siglos por el unitarismo porteño, y que hoy se ve insertada al país, gracias a las políticas económicas que inicio allá por el año 2004 cuando Néstor Kirchner decidió intervenir nuestra provincia, luego de los infames crímenes cometidos por el Juarismo. Allí Néstor firmó un acta de reparación histórica para la Madre de Ciudades, durante siglos olvidada. Hoy se ha fortalecido la industria y nuestros comprovincianos pueden quedarse a trabajar en su tierra y no sufrir el desarraigo que sufrieron tantos santiagueños al tener que dejar el lugar donde nacieron.

Sentimos que la mejor forma de ayudar a nuestra Nación es militando políticamente para Cristina hoy, que es la líder indiscutible del movimiento, que es la que se banco los peores insultos de la derecha conservadora y golpista, y también de la izquierda cipaya y traidora que siempre compartieron su odio hacia las clases populares. Así lo explicaba Jauretche al decir que la Izquierda es antinacionalista y conservadora en nuestro país.
Somos el futuro, lo tenemos claro, pero queremos construir ese futuro, tenemos en claro que el futuro es simplemente un espacio que hay que trabajarlo para que sea un mundo mejor en el que vivan nuestros hijos y nietos, el futuro es hoy, el presente en un segundo se convierte en pasado.

Somos nacionales y populares, somos hijos y nietos de los 30.001 compañeros desaparecidos en la dictadura, somos los herederos de Perón y de Evita.

Tenemos la inmensa suerte de vivir en tiempos de democracia y es de allí que buscamos afianzar nuestras ideas, en el marco de una plena libertad de expresión política.
Por todo ello es que buscamos ingresar en la política y de esta forma cambiarla y renovarla, por estos motivos somos eso, somos La Jauretche.